LA RELACION DEL HOMBRE CON DIOS.

La definición ordinaria de sacrifico en el diccionario es cualquier cosa en ofrenda a una deidad. El renunciar o dar alguna cosa de valor por un bien mayor u otra demanda más apremiante. Así dijo Adison «Si Usted preserva mi vida, su sacrificio será ………» Cualquier cosa que una persona desee tener en el cielo o en la tierra trae consigo un sacrificio o renuncia de algo. La vida no prospera con puras palabras, también hay que dar, es un proceso de dar y tomar. El sacrificio más sencillo que uno hace para cualquier cosa es el tiempo, uno sacrifica tiempo y esfuerzo para cualquier cosa que se quiere tener. La simple tarea de mendigar o suplicar, significa sacrificar la independencia y el orgullo de la persona. Cuantas cosas obtenemos de nuestros semejantes sin suplicar por ellas, sin sobornar por ella o hacer algún tipo de penitencia o prometer una gratificación por adelantado.

Cuando por lo tanto se trata de desear o ganar beneficios de las divinidades, se requiere un sacrificio mayor, no es suficiente con suplicar por dichos beneficios o favores, debe de haber sacrificio físico. Hay sacrificios de objetos animado e inanimados, cuando uno desea cualquier forma de progreso o ganancia, debe involucrar cualquier tipo de inversión. El agricultor sacrifica parte de sus semillas para plantarlas al siguiente año y así cosechar al finalizar el año. El comerciante invierte sus ahorros o toma prestado para su negocio y así poder obtener las ganancias que le ayudaran a cumplir con sus compromisos.

De la misma manera cuando uno trata en la esfera de las divinidades, uno debe darles lo que ellos quieren para suplicarles vengan en nuestra ayuda. Por consiguiente, el ancla de la religión de Ifa son los sacrificios. Orunmila dice, sacrificio es liberación, rescate. No importa que problemas pueda uno tener en cualquier momento, si uno hace prontamente el sacrificio prescrito en el registro, de seguro llegara el alivio o consuelo. Orunmila nos revela que antes de salir del cielo para la tierra, se le aconseja obtenga permiso de los guías divinos, si él cumple con el consejo dado de ofrecer sacrificio, encontrara al mundo como una morada fácil, pero si rehúsa hacer el sacrificio antes de salir del cielo, cuando llegue a la tierra tendrá todo tipo de problemas.

Vamos a descubrir por la vida de los 256 Olodus y Odus de Orunmila que virtualmente todos ellos fueron aconsejados de ofrecer sacrificio antes de dejar el cielo. También veremos que les paso a aquellos que hicieron los sacrificios y los que no. Todos los sacrificios llevan uno o más chivos para Esu, quien puede ser una gran ayuda para aquellos que le ofrendan o puede ser muy destructivo para aquellos que se rehúsan. Es por eso que algunas personas se refieren a Esu como la divinidad corrupta o del soborno, pues no ayuda a nadie gratis.

La diferencia fundamental entre Orunmila y las otras divinidades es que desde que fueron creadas por Dios él fue el único en reconocer los poderes perturbadores de Esu e invento una estrategia para tener una relación con él. Esa estrategia es el sacrificio, el se dio cuenta que Esu solo estaba interesado en comida y reconocimiento. Con frecuencia Esu le a dicho a Orunmila, » mis amigos son aquellos que me respetan y alimentan, mientras mis enemigos son aquellos que me desprecian y matan de hambre. Yo ni tengo una granja ni comercio propio. Mi granja es el universo entero y mi mercancía son las criaturas de Dios.»

Veremos mas adelante, que pudo infiltrarse y mutilar todo lo creado por Dios. Es por este singular reconocimiento de los poderes de Esu y la manera que los uso para su ventaja o beneficio que Dios nombró a Orunmila » El sabio». Oyekumeji nos revelará mas adelante como la vida de un hombre llamado ODO Agutan ( el pastor del cielo) o (Jewesun como es llamado en Ifa) tuvo una corta vida sobre la tierra por rehusarse a hacer ofrendas a Esu antes de dejar el cielo. Después de haberle dado varias oportunidades de que cambiara su forma de pensar, Esu eventualmente se infiltro en su rebaño y acabo con su vida. Esto es a pesar del hecho de que cuando Jewesun se presento ante Dios a pedir sus deseos para la tierra, prometió vivir físicamente mil años en el mundo. El juro que durante ese período de tiempo iba a exterminar cualquier indicio del mal y del trabajo de Esu de la faz de la tierra. Le aconsejaron hiciera sacrificio a Esu antes de partir, pero el se rehusó terminantemente, pues no imaginaba la lógica de ofrecer sacrificio a un malvado que el se proponía destruir. El resto es historia y las fuerzas del mal continúan sobre la faz de la tierra, no es suficiente condenar a Esu como el «diablo» que no hace el bien, el puede ser el vendedor de buenas noticias, depende de la actitud de uno hacia él.

De la misma manera, al llegar al mundo el hombre es requerido que haga mas sacrificios para cualquier cosa que desee tener, veremos que no hay problema en la vida que pueda desafiar la eficacia del sacrificio con tal que se haga prontamente. También veremos las vidas de las personas que se rehusaron inicialmente hacer los sacrificios, después se les requirió hacer doble sacrificio cuando se encontraban entre la espada y la pared.

Comúnmente hay la tendencia a pensar que el sacerdote de Ifa que recomienda sacrificio con animales como chivos, borregos o chivas simplemente quiere una excusa para tener carne que comer a expensas del cliente, esto es muy lejos de la verdad. Cualquier sacerdote de Ifa que recomienda mas sacrificio por cualquier motivo o razón que el ordenado, pagará diez veces al doble. De la misma manera, Orunmila aconseja a los sacerdotes de Ifa usar su propio

dinero para solventar los sacrificios del cliente realmente desamparado y necesitado, el proclama que tales sacerdotes serán diez veces al doble recompensados. Ya veremos en Ofun-Ogbe, como Orunmila utilizo sus propios materiales y dinero para hacer sacrificio por Orisa Nla y como eventualmente fue compensado 200 al doble.

Hay dos sacrificios, principalmente, que no se deben de demorar en hacer, estos son los sacrificios a Esu y Ogun. El escritor ha visto a personas que se les ha aconsejado hacer sacrificio para Esu y se han rehusado, pocos días después se encuentran en grandes dificultades. Un hombre joven fue aconsejado ofrecerle un chivo a Esu para evitar ser aprehendido por una ofensa que no había cometido; no se rehusó a hacerlo pero le prometió al sacerdote que lo haría cuando recibiera su salario al final del mes. El sacerdote le advirtió al joven que el peligro que veía en su registro era inminente y que no debía postergar el sacrificio, el joven que también era Aladura me dijo que en su iglesia habían tenido una visión y le habían advertido del mismo peligro, aconsejándole que ofreciera un ayuno especial y oraciones. El sacerdote de Ifa, un hombre ya muy grande, en sus noventa, le dijo que si el tuviera dinero se lo prestaba para el sacrificio y que se lo pagara cuando recibiera su salario, entonces el escritor se ofreció a ayudar, pero el joven era un hombre orgulloso y prefirió esperarse hasta el fin de mes.

Exactamente tres días después, un grupo de policías armados rodearon y catearon su casa buscando a un ladrón armado, aunque este joven no tenia registro criminal alguno, inadvertidamente fue detenido por la policía. Estuvo arrestado 23 días. Tan pronto el escritor se entero del incidente, viajo a Benin a informarle a la mamá de la victima del sacrificio que se le había pedido que hiciera. El escritor eventualmente prestó el dinero para el sacrificio y se hizo rápidamente, tres días después el verdadero culpable fue aprehendido y el joven salió libre. Uno puede imaginar que es una gran coincidencia.

También esta el caso de un hombre que fue aconsejado por el sacerdote de Ifa ofreciera un gallo y un perro a Ogun, en un registro que se hizo un sábado en la mañana. Se le había dicho que no viajara a ningún lado antes de hacer el sacrificio. Le dio el dinero a su esposa para que comprara lo necesario para el sacrificio y después se fue a visitar a un amigo. En la casa de su amigo, recibieron un reporte de que la mamá del amigo estaba muy enferma en una aldea cercana llamada Iguosodin, a 16 kilómetros de Benin, olvidando el consejo y antes de hacer el sacrificio decidió llevar a su amigo en su carro a la aldea donde vivía su mamá. En el camino a la aldea se encontraron con una procesión fúnebre atropellando a dos de ellos, su carro no fue solamente quemado sino ellos fueron inmediatamente linchados por la multitud. Estos son recuerdos amargos pues la desafortunada victima era un amigo muy querido.

De igual importancia es el sacrificio a nuestro ángel guardián (Eleeda o Ehi), nuestro ángel guardián es un poco mas paciente y complaciente, sin embargo cualquier sacrificio que se nos indique en un registro para el debe de ser hecho no importa que esto implique que pidamos prestado para hacerlo. Nuestro ángel de la guarda no nos pide sacrificios a menos que tenga que usar ese sacrificio para calmar o apaciguar a otras deidades cual custodia no ha sido fácil de obtener. El hecho de no darle de comer a nuestro ángel de la guarda cuando se nos ha pedido en un registro es matarnos nosotros mismos de hambre. El ángel guardián es nuestro defensor y solicitante en la divinósfera.

Puntuación: 1 de 5.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s