EL ORIGEN DE LOS PROBLEMAS DE LOS SERES HUMANOS SOBRE LA TIERRA.

Sí el ángel de la guardia se da cuenta que el numero de enemigos que tienen la determinación de destruir o frustrar los deseos de su hijo o hija son muchos, él busca una u otra divinidad para que sigan a su hijo o hija al mundo y lo protejan en contra de las maquinaciones de sus enemigos. Al llegar a la tierra, sí la persona es afortunada y se da cuenta en una etapa temprana de su vida de su guía divino, tiene la oportunidad de vivir una vida confortable, y si por el otro lado la persona extravía su camino y escoge cualquier otro que lo mantenga lejos de su guía divino, él o ella se convierte en la victima de todas las dificultades creadas por sus enemigos.

Por eso es que nuestros ancestros crearon la ceremonia de nombrar o buscar el nombre de ese niño cómo medio para descubrir los prospectos y problemas que le esperan al recién nacido y empezar tempranamente a remover los obstáculos de su camino.

Aquellos que han llevado una vida irrazonablemente inofensiva vendrán al mundo sin muchos problemas, estas son las personas que vemos que logran su destino sin muchas dificultades, estos casos sin embargo son pocos y aislados.

Normalmente, crecemos en el mundo y tenemos dificultades con nuestros padres, hermanos, hermanas, colegas, con temporarios, asociados, compañeros, con la pareja, etc… sin saber exactamente por que. La gente a veces es antipática hacia otros a simple vista sin ninguna causa o razón justificable, al mismo tiempo cuando las esperanzas están perdidas alguien viene de la nada y nos ofrece ayuda. Aquellos que entienden los secretos de la vida no se asombran ante estos eventos porque fueron diseñados en el cielo.

Nadie viene al mundo con un mal destino. Contrario al punto de vista común de que Dios ordena nuestra suerte en la tierra, el padre todo poderoso solamente confirma lo que deseamos cuando fuimos al altar divino a pedirlos para nuestro viaje a la tierra. No es realista imaginar que Dios amoroso y misericordioso va a discriminar ordenando que unos sean exitosos y otros fracasados sobre la tierra, todos los que vienen a la tierra desean el éxito y la prosperidad. Una ilustración práctica nos mostrara este fenómeno. Cómo ya demostramos en capítulo acerca del destino nuestra vida en la tierra es una continuación de nuestra vida en el cielo. Tenemos tantos enemigos y amigos en el cielo cómo al igual sobre la tierra. Por lo tanto cuando la persona se presenta en el altar divino a hacer sus peticiones para hacer su viaje a la tierra, él reza por todas las cosas buenas de la vida, cuando el termina todas su peticiones, Dios pone su sello de autoridad diciendo :»Así sea para ti». Casi inmediatamente, algún detractor en el cielo llega frente al altar de Dios para decir que tan pronto la primer persona empiece a subir por la escalera del éxito él o ella lo jalaran hacía abajo, una vez más Dios estampa su autoridad en los deseos del enemigo de la persona anterior. Un amigo de la primer persona llega y desea que cuando ese enemigo ataque a la primer persona, él o ella saldrá a su defensa. Dios también confirmara los deseos de esta tercera persona. La cadena de deseos continúa de esta manera sin que ninguno de ellos sepa los deseo de la última persona, sí son a favor o en contra de él. Todos ellos salen hacía el mundo y ellos pueden nacer cómo hijos de los mismos o diferentes padres, Conforme van creciendo en la vida, ellos se pueden conocer cómo hermanos, hermanas, amigos, compañeros de escuela, compañeros de trabajo, miembros del mismo club, amantes, esposos o esposas. Efosa estaba teniendo muchos problemas en el cielo y él tenía entendido por los viajeros que regresaban de la tierra que era un lugar interesante para vivir, él decidió acabar con sus problemas en el cielo viajando hacía la tierra. El se presento al palacio divino e hizo varios deseos para prosperidad y longevidad sobre la tierra. El padre todo poderoso bendijo sus deseos y él estaba convencido que eso era todo lo que necesitaba. Tan pronto cómo Odioma escucho que Efosa salía para el mundo, él también juró seguirlo a la tierra para arreglar los asuntos que tenía pendientes con él. Odioma fue al altar divino y deseó por éxito en obtener que Efosa le pagara su deuda de 30k sobre la tierra. Madame Akaruosa quien era el fiador de Efosa en su adeudo a Odioma también fue al altar Divino para desear de que ella también iría a la tierra para conseguir que Efosa la relevara de su compromiso, sus deseos también recibieron la bendición de Dios.

El guardián del cielo de Efosa, siendo un ángel que opera en espíritu sabía lo que Odioma y Akaruosa habían deseado al ir a la tierra, y él le aconsejó a Efosa que antes de salir del cielo pagara sus deudas. Él contestó que sí tuviera suficiente dinero no se estaría yendo para la tierra. Sin hacer ningún sacrificio de ninguna clase Efosa se fue a la tierra. A pesar de todo su ángel guardián fue con Ogun y le pidió que guiara a Efosa al mundo. Ogun acepto.

Efosa nació en la tierra en una familia polígama, él fue el cuarto hijo de la primera esposa de la familia, una tía por parte de su padre dio nacimiento a Odioma, mientras que una amiga de su madre dio nacimiento a Akaruosa. Mientras los niños crecían vivían en la misma localidad, pero ellos estaban siempre peleando y discutiendo entre ellos, un día que Efosa regresaba de la granja de su padre vio una trampa que había puesto Odioma en la cual había atrapado un grass cutter , lo dejó libre y se lo llevó a su casa cómo sí fuera de su propia trampa.

Al llegar a su casa le pidió a Akaruosa que vendiera el grasscutter por él en el mercado, y lo vendió por 30 k, mientras tanto Odioma fue a la granja y se dio cuenta que alguien había sacado la presa de su trampa él no sabía que Efosa había llegado a casa con grasscutter. Cuando llegó a su casa le platicó a su mamá lo que le había pasado ella sabía que Akaruosa había llevado al mercado para vender un grasscutter , el día anterior. Ella fue a la casa de Efosa y le preguntó a Akaruosa el origen de lo que había vendido en el mercado el día anterior y ella le dijo que había

pertenecido a Efosa, cuando la mujer le platicó a su hijo Odioma él estaba convencido que había sido Efosa él que removió la presa de la trampa y fue a confrontarlo, Efosa no tuvo más opción que confesar que él había sido, pero que pretendía darle el dinero a Odioma, cuando le pidió el dinero él dijo que se lo había gastado.

La deuda de los 30k permaneció hasta que los viejos de la noche intervinieron, Efosa se enfermó y murió subsecuentemente Akaruosa también se enfermó justo antes de que fuera dada en matrimonio y también murió, después fue el turno de la mamá de Efosa de pedir a las divinidades que destruyeran a cualquiera que fuera responsable por la muerte de su hijo, Odioma eventualmente se enfermó y también murió.

La triple tragedia provocó una reunión de los viejos del pueblo, quienes ordenaron que las muertes deberían ser investigadas, un sacerdote de Ifa fue invitado, quien después de registrar les reveló que todos ellos habían aclarado sus asuntos que los trajo del cielo a la tierra, les reveló también que la tragedia se hubiera podido evitar sí los padres en lugar de pedir a los viejos de la noche hubieran hecho los sacrificios necesarios que estos tres no habían cumplido en el cielo.

Puntuación: 1 de 5.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s